Desempleo y obsesiones identitarias

El paro en Euskadi en plena crisis (16%) se asimila más al paro en España ANTES de la crisis (11%) que al de ahora (27%); en concreto la tasa de desempleo vasca se corresponde a los puntos porcentuales que ha crecido la española en 5 años.

Estamos mucho peor que hace unos años, es innegable. Pero está Euskadi en crisis casi tan mal como España antes de la crisis, cuando la situación económica no ocupaba portadas. De lo cual se pueden sacar dos conclusiones posibles:

  1. No estamos tan mal.
  2. España estaba fatal ya antes.

Yo creo que un poquito de lo primero ya hay… y que no se puede negar bastante de lo segundo. Y entonces, me pregunto porqué se nos sigue diciendo que sin España vamos a sufrir tanto. Desde luego los intereses por permanecer en ese Estado deben responder, digo yo, a obsesiones identitarias… de los unionistas.

Anuncios

La inmunidad parlamentaria y el derecho a la amenaza

Algunos parlamentarios de EHBildu han participado estos días en el denominado Askegunea. Esta mañana, entre otros, estaba Maribi Ugarteburu. Y según denuncia un buen puñado de exaltados tuiteros, un agente de la Ertzaintza le ha amenazado. Velando por la satisfacción de nuestras necesidades informativas, el grupo parlamentario de EH Bildu ha subido un vídeo de 25 segundos a Youtube. Lo he visto una vez, y otra vez. Y tal vez necesito una explicación sobre cuál es exactamente la “amenaza” (más allá de lo poco cordial que parece haber sido la conversación entre el agente y la parlamentaria). Reproduzco la conversación entre la parlamentaria y los agentes:

-Cuidao, eh.

– Me da igual lo que sea usted.

-…

-Me da igual lo que sea usted. Como digo, que la próxima vez viene detenida. Sí, con eso en la mano, sí (en referencia al carnet de parlamentaria).

-¿Con esto en la mano?

-Sí, señora, sí. (se retira el agente)

-¿¡-Repítamelo por favor!?

-(contesta otro): Delito infragranti, inflagranti… se le puede detener, le recuerdo. (se retira y vuelve el agente anterior): “le estoy diciendo a la próxima amenaza, a la próxima amenaza, ¿eh? Suya o de su compañero. A la próxima amenaza.

-Controladle, ¿eh? (por la voz diría que es Laura Mintegi, pero no lo sé).

¿Dónde está la amenaza por parte de los agentes de la Ertzaintza? ¿Se considera amenaza que un agente recuerde a quien le amenaza que le puede detener? ¿Sería amenaza si no fuera parlamentaria? ¿Le libra la inmunidad parlamentaria de cualquier responsabilidad derivada de hechos delictivos?

Inmunidad parlamentaria y los límites ignorados

La parlamentaria Maribi Ugarteburu ha enseñado su carnet de parlamentaria al agente. Los miembros de la cámara gozan “de inviolabilidad por las opiniones, actuaciones y votos emitidos en el ejercicio de su cargo” (Artículo 14 del Reglamento del Parlamento Vasco). Y “gozarán de inmunidad en los términos establecidos por el párrafo segundo del apartado 6 del artículo 26 del Estatuto de Autonomía del País Vasco” (artículo 15). Bien… ¿qué dice ese párrafo?

“Durante su mandato, por los actos delictivos cometidos en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma, no podrán ser detenidos ni retenidos sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio, al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Fuera del ámbito territorial del País Vasco, la responsabilidad penal será exigible en los mismos términos ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.”

El Ertzaina que le ha amenazado, no ha hecho sino recordarle que su detención es posible por delito flagrante (delito que se esté ejecutando en el preciso instante). No soy abogado pero entiendo que amenazar a un agente de la autoridad es constitutivo de delito y, al hacerlo ante el agente en el preciso instante, es delito flagrante. Que alguien me corrija si me equivoco y me explique en qué.

Lo que resulta curioso es que el agente de la Ertzaintza que desde la prisma de los afines a EHBildu amenaza a la parlamentaria, hace referencia a amenazas que la sra. Ugarteburu le ha hecho. Pero, casualidades de la vida, la grabación que han puesto a disposición del común de los mortales es sólo del final de esa conversación. Lo que la sra. Ugarteburu le ha dicho al agente queda, por tanto, a disposición de la imaginación de cada uno… y, tal vez, en el recuerdo del agente; al que deseo que este episodio con esta parlamentaria -que, al parecer, se cree inmune a todo- no lo quite el sueño esta noche. Porque, en cuanto llego a entender, recordar que si le amenazan va a proceder a la detención no es más que parte de su obligación.

Actualizaciones

  • ACLARACIÓN. 15/V/2013 17:17.  En twitter, uno que ha cogido por costumbre señalarme, me insulta y me llama perrillo diciendo que estoy amenazando con detener, apunte que hace también otro tuitero. Quiero aclarar que no es mi pretensión hacer ninguna amenaza sino aclarar, dado el suceso de esta mañana, los términos en los que cualquier miembro del Parlamento Vasco puede ser detenido.
  • CORRECCIÓN. 16/V/2013 10.19. Me afirman en comentarios que la última intervención de la conversación transcrita sí es de Laura Mintegi, pero que no dice “incontrolable” sino “controladle”, en referencia al agente.

Maneiro manipula la retirada (pretendida) de la palabra

Viernes por la mañana. Pleno de control de Gobierno en el Parlamento Vasco. Las preguntas e interpelaciones pasan previamente por la Mesa de la cámara. Gorka Maneiro, único parlamentario de UPyD, había formalizado las suyas: 3 preguntas y 2 interpelaciones.

Sale Maneiro a presentar su pregunta al Lehendakari, y utiliza su intervención para criticar el término “preso político” empleado por Arzuaga (Bildu) en otra intervención. La Presidenta del Parlamento Bakartxo Tejeria, ejerciendo sus funciones y cumpliendo con lo previsto en el Reglamento del Parlamento Vasco, le pide que se ciña a su intervención. Se lo pide 3 veces, pero como no le hace caso, le retira la palabra, cumpliendo también con lo establecido en el Reglamento.

Maneiro consigue lo que presuntamente quiere, el titular que buscaba: “La presidenta del Parlamento retira la palabra a Maneiro por denunciar el uso del término “preso político”. Algo poco ético en política y nada responsable en periodismo.