Errebal atufa

No sé qué recorrido tendrá, pero causará revuelo la noticia que hoy nos traen Gara y El País. La Audiencia reabre una causa contra Miguel de los Toyos, alcalde de Eibar, por prevaricación; y tendrá que declarar como imputado.

Tendrá que explicar por qué el Ayuntamiento recompró el solar a la empresa que iba a construir el centro comercial Errebal Center. Y es que lo hizo en condiciones económicas nada favorables a la ciudad de Eibar:

  • Devolvió a Eibar Boulevard SL el dinero recibido (641.000 euros).
  • Pagó además 488.133,10 euros por la demolición de los edificios del mercado de abastos y la escuela de música.

Suma y sigue. En total, 1.320.234 euros costó revertir el solar.

Creo que habría que añadir más cosas. No tuvo en cuenta que el Ayuntamiento tuvo que hacer una nueva escuela de música. Sólo la adecuación de Portalea para ello, sin tener en cuenta el valor del edificio, fue de 580.000 euros. O el gasto generado al pasar la Plaza del Mercado al Rialto, teniendo que afrontar su alquiler.

Una rescisión de mutuo acuerdo que claramente favoreció a SPV Eibar Boulevard. Y es que, por incumplimiento de contrato, debía haber abonado al Ayuntamiento 1.000 euros por cada día de retraso. El Ayuntamiento podría haber recuperado el solar y conseguir un ingreso extra por vía judicial, pero no lo hizo “para no perder más tiempo”. Han pasado 4 años y más de 150.000 euros más de inversión posibilitaron la creación de un parking que, sumando todo, nos ha costado más de 2 millones de euros además de la devaluación de ese espacio.

¿Actuó correctamente el Gobierno municipal? No. ¿Actuó legalmente? No lo sé. Pero me ha llamado la atención la siguiente cita de la noticia que hoy publica El País:

“Aralar decidió entonces presentar una denuncia por un supuesto delito de prevaricación porque entendió que el Ayuntamiento no tendría ni que haber enajenado el solar, ni comprobó la viabilidad económica de la empresa adjudicataria, ni se tendría que haber revocado el contrato con la compañía en los términos en los que se hizo. Dos aspectos, estos últimos, en los que el Ayuntamiento no obró de acuerdo con la legislación, según recoge un borrador del Tribunal Vasco de Cuentas sobre el asunto.”

Veremos la resolución judicial y el informe del Tribunal de Cuentas. No sé lo que dirán. Pero por muy legal que sean sus actuaciones, es innegable que han sido tremendamente deficitarias para las arcas públicas.

De prometer un gran parque a no respetar el Plan General

La polémica estuvo servida bastante antes de la recuperación del solar. Y es que la trayectoria de este proyecto ha sido la antítesis de una buena praxis política: promesas olvidadas, incumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana y ocultación de información.

Breve resumen cronológico: En 2003 el PSE anunció la construcción de una nueva Plaza del Mercado en Errebal, con un gran parque de 1.900 m2. El fotomontaje que presentó coincidía prácticcamente con los planos de un proyecto entregado por Ikei al Ayuntamiento un año después.

En 2006 se aprueba el Plan General de Ordenación Urbana que estipula en 830 m2 el mínimo de superficie no edificable (parque), y en 10.230 m2 la volumetría máxima del edificio a construir. El proyecto que se iba a construir reducía esos 830 m2 no edificables a 546 m2 de soportal -edificando sobre él-, y aumentaba la volumetría del edificio hasta los 14.168,36 m2.

  • Parque. De 830 m2 como mínimo que establece el PGOU, a 540 m2 de soportal.
  • Edificio. De 10.230 m2 de máximo que establece el PGOU, a 14.168,36.

La Plataforma Errebal lo denunció una y otra vez sin recibir una explicación al respecto.

Sin ideas para el solar

El PSE pasó de querer el centro comercial a plantear una construcción a fases (hacer el parking subterráneo dejando la superficie a la espera de que alguien invierta en el centro comercial) y defender en solitario el traslado de la estación de autobuses a Errebal a, al ver que se quedaba solo en esa guerra, plantear un proceso de participación ciudadana que antes había negado a la Plataforma y a Maixa.

He participado en las convocatorias que he recibido en ese proceso y he podido constatar que tanto con las necesidades que hay como con los deseos de la población, además de dar respuesta a las necesidades de la Plaza del Mercado, Errebal tiene que ser una apuesta por el espacio público. Además del juicio, el proyecto urbanístico está todavía también por resolver.

Anuncios

Desempleo y obsesiones identitarias

El paro en Euskadi en plena crisis (16%) se asimila más al paro en España ANTES de la crisis (11%) que al de ahora (27%); en concreto la tasa de desempleo vasca se corresponde a los puntos porcentuales que ha crecido la española en 5 años.

Estamos mucho peor que hace unos años, es innegable. Pero está Euskadi en crisis casi tan mal como España antes de la crisis, cuando la situación económica no ocupaba portadas. De lo cual se pueden sacar dos conclusiones posibles:

  1. No estamos tan mal.
  2. España estaba fatal ya antes.

Yo creo que un poquito de lo primero ya hay… y que no se puede negar bastante de lo segundo. Y entonces, me pregunto porqué se nos sigue diciendo que sin España vamos a sufrir tanto. Desde luego los intereses por permanecer en ese Estado deben responder, digo yo, a obsesiones identitarias… de los unionistas.

Una horrible experiencia: restaurante El Rincón del Sumiller de Bilbao

He hecho grandes descubrimientos gracias a Deskontu, Deskontalia y Oferplan. Compras un menú en un restaurante que no conoces a mitad de precio y te la juegas. ¿Merecerá la pena? Por mi experiencia diría que casi siempre sí, merece: invierten todo su margen de beneficio en conquistarte y, así, a ver si hay suerte y repites. Yo ya tengo algún que otro descubrimiento en mi agenda. Pero no siempre se acierta.

El verano pasado compré una oferta en Deskontu. Una comida para dos en un restaurante de Bilbao llamado El Rincón del Sumiller. Así rezaba la oferta:

“Ensalada de la huerta (Mezcla de lechugas, tomate, cebolla, zanahoria, maíz, espárragos y remolacha). Costillar 1,2 kg con salsa barbacoa. Patatas fritas naturales recién cortadas. Pimientos piquillos de dos colores (rojos y verdes). Botella vino tinto crianza D.O. Rioja Loriñon 2008.”

Se me hizo raro eso de las patatas “recién cortadas” y piquillos “de dos colores” como si fuera la repanocha, pero me arriesgué pensando que algo de especial tendrían. Qué va. Patatas normalitas…. y ¡un! pimiento de cada color, creo recordar. Destacable… ni eso, ni la ensalada, ni la costilla… que claro que pesaría 1,2 kg, pero en mi vida me habían sacado una costilla tan basta, con tanta grasa. Jamás. ¡En las carnicerías no te dan la costilla así!

Voy a evitar calificativos desagradables y me limitaré a decir que la comida fue de mis peores experiencias en restaurantes. Pero no sólo eso. El comedor tenía una cámara frigorífica donde se veían los postres (entre ellos, creo recordar melón que tenía pinta de llevar bastante tiempo), el cubo de la fregona y una garrafa grande de detergente por ahí, apariencia general de poca higiene. No comimos nada agusto. Queríamos que terminara ese tormento cuanto antes. Y tampoco entraré a valorar el servicio durante la comida (¿será que estoy acostumbrado a que me traten demasiado bien?).

Pues bueno. Bebimos una botella de agua y algo menos de la mitad de la botella de vino que estaba incluída (entera) en el menú. Cuál fue mi sorpresa cuando íbamos a salir del restaurante y la camarera me dice que el agua no está incluída en el menú y que la tengo que abonar.

Muy amablemente le dije que claro, que sí. Que cuánto era. Pagué. Y acto seguido le pedí el corcho. Te pago el agua, pero el vino me lo llevo, que está incluído. Y no vuelvo jamás. Ellos verán si pretenden llenar su comedor con ofertas para que la gente salga de ahí de mala uva. No se merecen ocupar el mismo sitio en estas páginas junto a sitios como el Txuleta (Donostia), Kaialde (Hondarribia), Calbetón (Deba) o Sagartoki (Gasteiz), por mencionar algunos de esos sitios de los que guardo un grato recuerdo y que, probablemente, volveré. De hecho a alguno ya he vuelto. Tampoco esperaba su nivel de un restaurante la mitad de barato que los mencionados, pero de un menú que se supone a 23 euros por persona se puede esperar algo decente. Y creo que deberían limitarse a menús del día batalleros a 8-10 euros.

Para valientes, hoy tenéis El Sumiller de Bilbao en Oferplan. Cambian costilla por txuleta, y cuesta 8 euros más por pareja que mi experiencia con la costilla. A mí, viendo la calidad de los productos, me pareció caro no ya el precio original (46 euros por pareja), sino incluso el precio de la oferta (23 euros). Sólo se salvó el vino. Si alguno se arriesga y tiene una experiencia que contraste con la mía, le invito a que la comparta aquí. Tal vez hayan espabilado, pero yo no iré a comprobarlo. Que aproveche.

La inmunidad parlamentaria y el derecho a la amenaza

Algunos parlamentarios de EHBildu han participado estos días en el denominado Askegunea. Esta mañana, entre otros, estaba Maribi Ugarteburu. Y según denuncia un buen puñado de exaltados tuiteros, un agente de la Ertzaintza le ha amenazado. Velando por la satisfacción de nuestras necesidades informativas, el grupo parlamentario de EH Bildu ha subido un vídeo de 25 segundos a Youtube. Lo he visto una vez, y otra vez. Y tal vez necesito una explicación sobre cuál es exactamente la “amenaza” (más allá de lo poco cordial que parece haber sido la conversación entre el agente y la parlamentaria). Reproduzco la conversación entre la parlamentaria y los agentes:

-Cuidao, eh.

– Me da igual lo que sea usted.

-…

-Me da igual lo que sea usted. Como digo, que la próxima vez viene detenida. Sí, con eso en la mano, sí (en referencia al carnet de parlamentaria).

-¿Con esto en la mano?

-Sí, señora, sí. (se retira el agente)

-¿¡-Repítamelo por favor!?

-(contesta otro): Delito infragranti, inflagranti… se le puede detener, le recuerdo. (se retira y vuelve el agente anterior): “le estoy diciendo a la próxima amenaza, a la próxima amenaza, ¿eh? Suya o de su compañero. A la próxima amenaza.

-Controladle, ¿eh? (por la voz diría que es Laura Mintegi, pero no lo sé).

¿Dónde está la amenaza por parte de los agentes de la Ertzaintza? ¿Se considera amenaza que un agente recuerde a quien le amenaza que le puede detener? ¿Sería amenaza si no fuera parlamentaria? ¿Le libra la inmunidad parlamentaria de cualquier responsabilidad derivada de hechos delictivos?

Inmunidad parlamentaria y los límites ignorados

La parlamentaria Maribi Ugarteburu ha enseñado su carnet de parlamentaria al agente. Los miembros de la cámara gozan “de inviolabilidad por las opiniones, actuaciones y votos emitidos en el ejercicio de su cargo” (Artículo 14 del Reglamento del Parlamento Vasco). Y “gozarán de inmunidad en los términos establecidos por el párrafo segundo del apartado 6 del artículo 26 del Estatuto de Autonomía del País Vasco” (artículo 15). Bien… ¿qué dice ese párrafo?

“Durante su mandato, por los actos delictivos cometidos en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma, no podrán ser detenidos ni retenidos sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio, al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Fuera del ámbito territorial del País Vasco, la responsabilidad penal será exigible en los mismos términos ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.”

El Ertzaina que le ha amenazado, no ha hecho sino recordarle que su detención es posible por delito flagrante (delito que se esté ejecutando en el preciso instante). No soy abogado pero entiendo que amenazar a un agente de la autoridad es constitutivo de delito y, al hacerlo ante el agente en el preciso instante, es delito flagrante. Que alguien me corrija si me equivoco y me explique en qué.

Lo que resulta curioso es que el agente de la Ertzaintza que desde la prisma de los afines a EHBildu amenaza a la parlamentaria, hace referencia a amenazas que la sra. Ugarteburu le ha hecho. Pero, casualidades de la vida, la grabación que han puesto a disposición del común de los mortales es sólo del final de esa conversación. Lo que la sra. Ugarteburu le ha dicho al agente queda, por tanto, a disposición de la imaginación de cada uno… y, tal vez, en el recuerdo del agente; al que deseo que este episodio con esta parlamentaria -que, al parecer, se cree inmune a todo- no lo quite el sueño esta noche. Porque, en cuanto llego a entender, recordar que si le amenazan va a proceder a la detención no es más que parte de su obligación.

Actualizaciones

  • ACLARACIÓN. 15/V/2013 17:17.  En twitter, uno que ha cogido por costumbre señalarme, me insulta y me llama perrillo diciendo que estoy amenazando con detener, apunte que hace también otro tuitero. Quiero aclarar que no es mi pretensión hacer ninguna amenaza sino aclarar, dado el suceso de esta mañana, los términos en los que cualquier miembro del Parlamento Vasco puede ser detenido.
  • CORRECCIÓN. 16/V/2013 10.19. Me afirman en comentarios que la última intervención de la conversación transcrita sí es de Laura Mintegi, pero que no dice “incontrolable” sino “controladle”, en referencia al agente.

Maneiro manipula la retirada (pretendida) de la palabra

Viernes por la mañana. Pleno de control de Gobierno en el Parlamento Vasco. Las preguntas e interpelaciones pasan previamente por la Mesa de la cámara. Gorka Maneiro, único parlamentario de UPyD, había formalizado las suyas: 3 preguntas y 2 interpelaciones.

Sale Maneiro a presentar su pregunta al Lehendakari, y utiliza su intervención para criticar el término “preso político” empleado por Arzuaga (Bildu) en otra intervención. La Presidenta del Parlamento Bakartxo Tejeria, ejerciendo sus funciones y cumpliendo con lo previsto en el Reglamento del Parlamento Vasco, le pide que se ciña a su intervención. Se lo pide 3 veces, pero como no le hace caso, le retira la palabra, cumpliendo también con lo establecido en el Reglamento.

Maneiro consigue lo que presuntamente quiere, el titular que buscaba: “La presidenta del Parlamento retira la palabra a Maneiro por denunciar el uso del término “preso político”. Algo poco ético en política y nada responsable en periodismo.

Diálogo simplificado de negociación presupuestaria

-Tus presupuestos reparten miseria.
-La miseria la he acordado antes contigo.
-Pues no te voy a dar más. Sube el déficit y hazme otra propuesta.
-Si Europa me deja subir el déficit, rehago la propuesta.
-Escusa barata para rehacer tu mala propuesta. Mejor que prorrogues la anterior.
-Ok, te plant…
– De usted.
– Ok, le planteo la prórroga.
-Es tu primer gran fracaso.

Corresponsabilidad en las cuentas del Gobierno Vasco

Era de esperar que los grupos parlamentarios de la oposición en la Cámara vasca fueran a poner pegas al Proyecto de Presupuestos del Gobierno Vasco, porque era sabido el calibre del recorte que se iba a producir. Sin embargo, en el argumentario para oponerse a dichos presupuestos, sorprende que se esté criticando sin ningún rigor las bases de partida previas a la elaboración de los presupuestos: la diferencia en la cuantía con la que contará el Gobierno y que se corresponde con la cantidad de dinero a ajustar.

Los presupuestos, obviamente, cuentan con apartados de gastos e ingresos que se deben compensar. En función a los ingresos de que se disponen, se asignan las partidas presupuestarias para los diferentes gastos.

¿Cómo se decide la cuantía de ingresos, que luego determinará el montante total de gastos? El Gobierno Vasco y las Diputaciones Forales (que son, éstas últimas, las competentes para la recaudación), se reúnen en el Consejo Vasco de Finanzas para, en función a sus previsiones, estimen las aportaciones que deben hacer al Gobierno, con 3 representantes del Gobierno Vasco y uno de cada una de las Diputaciones Forales.

La cantidad de dinero que tendría el Gobierno para 2013 se determinó en el Consejo Vasco de Finanzas de octubre de 2012, donde se reunieron tres representantes del Gobierno Vasco con el entonces Lehendakari Patxi López al frente, y los tres Diputados Generales de la CAV: Javier de Andrés (Araba, PP), José Luís Bilbao (Bizkaia, EAJ/PNV) y Martín Garitano (Gipuzkoa, Bildu). Y allí, con representantes institucionales que casualmente pertenecían a “las 4 patas” de la política vasca, se estimó la previsión de ingresos y decidió cuántos millones dispondría el Gobierno Vasco en 2013.

Por tanto, defender 6 meses después que para negociar los presupuestos hay que negociar los ingresos, es fruto del desconocimiento o de crear un discurso demagogo por simple populismo. Cualquiera de las dos resulta realmente grave cuando se trata de un alto representante político, como es Laura Mintegi, que afirma que el Gobierno Vasco “reparte la miseria”. Cabe recordarle que su compañero de filas y Diputado General de Gipuzkoa es corresponsable de cuantificar “la miseria” con la que el Gobierno Vasco cuenta para repartir en sus diferentes partidas de gasto.

La capacidad de gasto del Gobierno Vasco se establece en función a la previsión de ingresos, que se establece principalmente en las mencionadas aportaciones de las Diputaciones Forales -fijadas en el Consejo Vasco de Finanzas-, a lo que se le suma un 0,7% de límite de capacidad de déficit. Esa capacidad de déficit no la decide ni Iñigo Urkullu, ni el Gobierno Vasco, ni el PNV, ni el Parlamento Vasco. Esa capacidad de déficit viene limitada por imperativo legal con la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril (pdf), no se establece por capricho. Así, se resuelve que el Gobierno Vasco tiene una capacidad de gasto 9.316,7 millones de euros, 1.132 menos que en 2012.

Una vez que el Gobierno es conocedor de su capacidad de gasto, decide cómo repartir ese dinero en su Proyecto de Ley de Presupuestos, que luego tramitará en el Parlamento Vasco, donde los grupos parlamentarios pueden negociarlo. ¿Se pueden negociar los gastos del proyecto de presupuestos del Gobierno Vasco? Sí. ¿Se pueden negociar los ingresos? No, las aportaciones de las Diputaciones Forales, como indicaba arriba, se decidieron en octubre de 2012 en el Consejo Vasco de Finanzas, y se ratificaron en febrero de 2013.

Si la Sra. Mintegi no quería ver recortes de 1.000 millones de euros, tal vez tenía que haber hablado con su compañero de filas y Diputado General de Gipuzkoa el sr. Garitano, e instarle a hacer una revisión al alza de dichas aportaciones. Sin embargo la propuesta de revisión al alza la hizo la Diputación de Bizkaia, y el Gobierno Vasco decidió retirarla del orden del día y no revisar los ingresos para poder tomar una decisión por unanimidad, para no contar con el rechazo de Araba y Gipuzkoa (PP y Bildu), por lo que no es de recibo que tras dar por buenos unos ingresos traten ahora, desde EH Bildu, de hacer campaña contra los mismos.

Publicado en Noticias de Gipuzkoa el 16 de abril de 2013