Cuando primas la imagen ante la intimidad

Me quedo estupefacto al recibir en Tuenti un evento informando que alguien ha accedido al Messenger y al Tuenti de cierta persona, desde el que está vertiendo afirmaciones al parecer falsas sobre la persona dueña de estas cuentas. El texto dice lo siguiente:

aver imagino q todo el mundo sabra quien es perico los palotes nooo?¿
pues aver algunn cabron a pillado su contraseña del messenger y del tuenti y estan diciendo q es gay y q si algun tio quiere royo con el y temas asii e creeado esto xq es una putada y xq si os lo iciesen a vosotros os joderia muchoo o no?¿ solo es para q lo sepai xq si os xega algun mensaje raro de el q sepais q todo es mentira y q ni es maricon ni nada es el mismo de siempre el w todos conocemos asiq xfavor pasar el evento a gente q pueda conocer a perico
GRACIIAS!!

Y en los comentarios me encuentro con discusiones sobre la sexualidad de esta persona. Gente que dice que sí que es gay, y se consideran con potestad para decidir la sexualidad de esta persona y decidir su salida del armario, como este:

Que no mienta, que diga que le ponen los tios y listo. que nadie le va a decir nada, encima esta de moda ser gay

Y gente que “sabe” que no lo es, como este:

io no le conozco… peo se k no es gay xk conozco a jente ke se gusta d el… xD

No merece responder una por una las tonterías que se dicen en ese evento. Pero, en fin, mis reflexiones al respecto:

  1. Nadie tiene derecho a vulnerar la intimidad de nadie y si han conseguido acceder a su messenger y Tuenti es eso lo que hay que denunciar.
  2. Nadie tiene derecho a decir lo que él es. Si el susodicho es maricón, zoofílico o loquequieraser, es él -y sólo él- el que tiene que decidirlo -o descubrirlo-, y contarlo o callarselo según le venga en gana.

¿Cuál es el problema? ¿Que están accediendo a su msn, o el hecho de que lo que están diciendo es que es marica? Si fuese maricón seguiría siendo “el mismo de siempre“. Al parecer, en pleno Siglo XXI, si algún día sale del armario dejará de ser “el mismo de siempre“.

Anuncios

La idoneidad de los “días de”

Hoy que en todo el mundo se celebra el Día del Orgullo LGTB se abre en muchas discusiones sobre la idoneidad o no de la existencia de este tipo de jornadas reivindicativas como el Día de la Mujer Trabajadora, etc.

Creo que los “días de” son necesarios para visualizar lo que todavía no vemos como normal. Y, lo digo en serio, la homosexualidad existe pero no está visualizada. No, al menos, en pequeñas ciudades como Eibar.

Si eres de los contrarios a este tipo de jornadas, bésate públicamente con alguien de tu mismo sexo, y acto seguido observa las caras de los que te rodean. Puedes hacerlo en tu portal, en un bar, en la calle o, si te atreves, en la puerta de un colegio. Puedes hacer la prueba a hacer lo mismo besándote con alguien del sexo opuesto. Para hacer la comparación, más que nada. Y después, me dices si te reafirmas en no estar de acuerdo con estas jornadas.

El día en que nadie sienta la necesidad de reivindicar el derecho a quererse tal como se siente será el auténtico “día de”. Día de celebrar. Pero desgraciadamente son más los homosexuales y bisexuales que anhelan la libertad en silencio, que aquellos que dan la cara por defender sus derechos. Ambas posturas son legítimas, pero las posturas que provocan el silencio no lo son. Luchemos por erradicarlas.