Clavado en un bar

Un día me metieron en un bar, me quitaron la cartera, y empezaron a sacar tragos con mi dinero. Para mí, y –por solidaridad, eso sí, sin preguntarme- para el resto del bar, que tenía menos dinero que yo. Les dije que ya estaba bien, que yo quería decidir si quería pagar sus tragos o no. No me dejaron, así que dije que entonces, me iba del bar. Y se pusieron como locos. Me dijeron que nanay del Paraguay, que yo ahí, como canta Maná: clavado en el bar. Que yo no podía irme del bar, que eso lo tendríamos que decidir entre todos los que estabamos allí. Que yo no podía decidir por mí mismo si me iba o no me iba. Y que era malo para mí, que fuera hacía frío y que no me iban a aceptar en otro bar. Y no me querían dejar decidir. Yo era esa patria llamada Catalunya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s